Sandwich de cake de Piña con pollo y salvia

sandwich de cake de ananas y pollo

Hace poco empecé una huerta. Y si, es que ahora tengo balcon y soñaba con hundir de nuevo las manos en la tierra, plantar, regar, cosechar. Esas cosas que te hacen sentir feliz por que sì, sencillamente. Ver un jardin cobrar vida, crecer, desarrollarse, es casi magico ! Como soy desordenada y media novicia, se me esparramaron semillas por todas partes, asi que tengo a menudo sorpresas. Cuido lo que surge hasta saber lo que es. Es asi como he tenido especial cuidado con la maleza que crece feliz y con las ortigas que arranqué furiosa cuando me picaron. Entre las hierbas, tengo una maravillosa salvia « ananas » (salvia elegans), una planta aromatica originaria de Mexico y cuyo perfume recuerda al de la piña. Resulto que con salmon queda deliciosa, me la imagino tambien en postre, creo que se puede hacer mucho con ella !
Realicé esta receta para ver como quedaba en una preparacion salada con piña. Preferi usarla cruda para que no perdiera ni su textura, ni su color y perfume. Obviamente, como sé que no es facil conseguir esta maravillosa planta, les sugiero que no se queden con las ganas y preparen estos sandwichs con hierbas olorantes de su eleccion (como albahaca, cilantro o rucula). No duden en agregarles mas ingredientes (aji, pimentones, remolacha, zanahoria, etc). Los vegetarianos podran optar por un queso crema perfumado segun sus ganas o por mas verduras !

Salvia elegans y Salvia officinalis

Salvia elegans (ananas) y Salvia officinalis

Ingredientes

1 tarro de piña pequeño (ananas) (250 g)
4 huevos
150 g de mantequilla en pomada + una cucharadita y un poco para el molde
Una cucharadita de aceite de maravilla
¾ de sobre de Polvos de hornear
130 g de harina
1 buena pizca de sal
1 pechuga de pollo (entera, es mas sabrosa)
1 ramo de olor compuesto por un ramito de perejil, otro de cilantro, 1 hoja de laurel, atados.
3 granos de pimienta negra
1 pizca de curcuma
Lechuga
Tomates cherry
1 yogurt griego o natural
Salvia o salvia ananas (optativo) o bien cilantro o rucula o albahaca
Aceite de oliva

1. Pensar en sacar la mantequilla del refrigerador para que se ablande. Escurrir el tarro de piña (o ananas), conservar el jugo.

2. Cortar la piña escurrida en trozos pequeños y reservarlos.

3. Quitarle la piel a la pechuga de pollo. Ponerla a cocer en agua hirviendo junto con el ramo de olor, la pimienta y una pizca de sal. Cuando el pollo este cocido, dejarlo enfriar y luego proceder a deshilacharlo. Reservar.

4. En una sarten, poner a calentar a fuego mediano una cucharadita de aceite de maravilla y otra de mantequilla junto con una pizca de curcuma : rebozar en ella los trocitos de piña (ananas), cuando esten parejamente dorados, desglasar con 2 cucharadas del jugo de piña para remover los sucos. Reservar.

5. Preparar la masa para el cake : separar las yemas de las claras. Batir las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Batir las yemas con la mantequilla en pomada y una pizca de sal. En un gran recipiente, mezclar suavemente las claras batidas con las yemas, luego incorporar suavemente, en forma de lluvia, la harina y los polvos de hornear. Mezclar hasta obtener una masa esponjosa.

6. Agregar los trocitos de piña acaramelados, mezclar suavemente. La masa cobrara un ligero tono amarillo por la piña y el curcuma.

7. Precalentar el horno a 200 °.

8. Enmantequillar unos moldes individuales (los de tartas son ideales), si no tienes, usa un molde rectangular de preferencia (o el que tengas, da igual !). Luego podras cortar tajadas individuales para rellenarlas. Vertir en ellos el aparato hasta la mitad, pues el cake no debe quedar muy alto. Hornear a 180° por unos 45 minutos o hasta que los quequitos esten cocidos pero esponjosos.

9. Cortar los quequitos individuales por la mitad. Preparar los ingredientes para el relleno : lavar la lechuga, lavar y trozar los tomates cherry, lavar la salvia ananas (o la salvia, o la rucula o el cilantro o albahaca).

10. Batir suavemente el yogurt natural con sal, pimienta y las hierbas que hayas escogido (salvia, albahaca, rucula, cilantro), puedes combinarlas tambien entre ellas.

11. Mezclar una cucharada de jugo de piña, junto con una de aceite de oliva, sal y pimienta para obtener una vinagreta agridulce. Con ella, mojar ligeramente ambas tapas del queque cortado por la mitad.

12. Rellenar : Disponer unos trozos de pollo, bañarlos con una cucharadita de yogurt perfumado con las hierbas, tapar con hojas de lechuga, luego con los tomates cherry y por encima las hierbas de tu eleccion, terminar con otra cucharadita de salsa de yogurt.

 sandwich de cake de ananas y pollo2

 

Higos asados al vino dulce y especias

Soy amiga de los higos ! Me encantan, aunque a veces crudos, me raspan un poco el paladar. Iba a decir que los higos cuentan entre mis frutos preferidos, pero cometeria un error al afirmar esto, puesto que los higos….no son frutas. En fin no en el sentido botánico, sino que se trata de una infutescencia (o sea un conjunto de semillas de frutos) del higuero (Ficus Carica).

Dejemos de lado la botánica y dejenme contarles unas pequeñas cosas acerca de esta «falsa fruta ».
Actualmente se le considera como el màs antiguo « fruto » domesticado, despues de un descubrimiento hecho en el Valle de Jordan en Palestina, de nueve higos partenocarpicos (como que no sabes lo que significa partenocarpico?!), es decir que no producen semillas y por ende es necesaria la intervencion del hombre. Estas higueras datarian de 9400 a 9200 años antes nuestra era, y habrian sido domesticadas al mismo tiempo que el arroz en Asia, pero 1000 años antes que el trigo y la cebada.

El fruto defendido en el libro de la Genesis es asimilado a la manzana en la tradicion cristiana, pero simbolizado por el higo en la tradicion judia. Y es que el higo ha despertado los sentidos y la imaginacion en muchas culturas y muchas edades ! Asi, los Vedas la denominan « flor de la mujer o flor del placer sexual » y en el habla popular española se refiere claramente al sexo femenino.
Pero el higo es tanto « femenino » como « masculino », la savia blanca que aflora al ser cortada siendo a la vez relacionada con la leche materna y con el esperma, simbolizando asi la abundancia, la fecundidad y el vigor sexual. Asi lo consideraban los antiguos griegos para quienes era tambien sinonimo de honor, fuerza y vigorosidad, de ahi que en los principios de los juegos olimpicos, los atletas ganaderos eran coronados con hojas de higos y se le daban de comer estos jugosos frutos…

Bueno, dejemos aqui estos cuentitos, que una vez lanzada no paro ! Ya tenemos bien claro que el higo es sexy. Solo falta agregar que en la India es un àrbol sagrado representado junto a Buda en su balete y simboliza fuerza y vida (igual es sexual, no ?). Para terminar, Cleopatra, la bella, fue envenenada por una serpiente traida en un canasto de higos (eso tambien me parece sexual). Bueno, para clausurar este tema, cabe recalcar que los higos son una buena fuente calorica, de minerales, que contienen calcio, hierro, fosforo y magnesio. Tambien son ricos en fibra, vitaminas A, B », C y E (ideales para deportistas y para combatir los estados de fatiga y decaimiento)… (Uuy, despues de esta nota, nada de lo que escribo me parece inocente !).

Bueno, vamos a la Receta ! Como veràn, es sencilla, las medidas se adaptan a la cantidad de higos y de comensales. Pueden usar vino tinto corriente en vez de vino dulce o añejo. Y no duden en echarles mas especias segun su gusto : con clavos de olor o jengibre quedan deliciosos. Tambien prueben con miel en lugar de azucar. Un dato : los higos aman las almendras, nueces y la lavanda. Nos vemos pronto con otras recetas de este falso fruto tan sensual.

higos2.blog

Ingredientes :
Unos bellos higos maduros
Vino dulce o añejo en cantidad suficiente para tapar la mitad de la fuente ( San Blas, Oporto, Banyuls, Xérés, etc)
Azucar de caña, panela o chancaca rallada
1 buena pizca de canela
Vainilla

1. En una olla, poner a calentar el vino dulce junto con las especies y el azucar de caña a gusto (o chancaca o Panela rallada). Cocer a fuego mediano hasta que la mezcla se vaya espesando y conviertiendo en salsa.

2. Por mientras, lavar los higos, secarlos, quitarles la cola, y hacerles un corte en forma de cruz sobre la parte superior.

3. Precalentar el horno a 180° (T.6)

4. Colocar los higos en una fuente para hornear y vertir encima la salsa reducida. Esta va escurrir y formar una capa que tapara un poco medio de la mitad de los higos.

5. Hornear por unos 25 minutos, los higos se abriran como flores maduras…MMmmm !

6. Puedes servir este postre tibio, en copitas….con un helado de vainilla queda fabuloso !

higosalvino1.blog