Rabo y mejillas de vacuno viñateras

Rabo y mejillas de vacuno viñateras blog

Este mes el Buscador de recetas chilenas nos invita a celebrar el dia de la cocina chilena con recetas rescatadas, tipicas y algunas veces pocos conocidas. Los invito a visitar la pagina del BRBC con otras propuestas interesantes!

El plato que presento, originario de la zona central de Chile, se puede preparar tan solo con cola de buey, o bien reemplazando las mejillas por otra carne que necesite bastante coccion. Asi mismo, se puede reemplazar el puré de chuchoca por un puré de papas chilotas o de zapallo.

A mi me gusta mucho cocinar con presas de carne poco apreciadas (y por ende economicas!), ya que requieren bastante coccion y son sabrosas. Solo se necesita hacer prueba de paciencia!

(6 personas)

6 pedazos de cola de buey

600 gr de mejillas de buey

Una botella de vino tinto, ojalà Carmenere

2 dientes de ajo

1 zanahoria

½ litro de caldo de carne

Aceite

½  cuharada de Merken

1 pizca de oregano

1 cucharadita de ciboulette (optativo, para decorar)

1 pizca de comino

1 pizca de aji de color

2 hojitas de laurel

1 cebolla

1 cucharada de harina (optativo)

1 pimiento morron rojo

Sal, pimienta

2 tazas de Chuchoca

6 tazas de leche

1 cucharadita de crema o una cucharade de mantequilla (optativo)

  1. Troce la cola de buey (si necesario, o pedirle al carnicero). Troce la mejilla de buey en pedazos medianos. Parta la cebolla, el morron y la zanahoria en trozos, machaque el ajo. Ponga todos los ingredientes en una fuente junto con el vino tinto. Agregue las hojas de laurel y parte de los condimentos. Cubra y deje marinar en el refrigerador una noche o varias horas si no dispone de mucho tiempo.
  1. Recupere los trozos de carne y paselos por un papel absorbente. Haga lo mismo con las verduras y reserve.
  1. Vierta en una olla dos o tres cucharadas de aceite. Cuando este caliente, agregue los pedazos de carne, hasta dorarlos, luego vierta las verduras reservadas y el resto de los condimentos junto con la pizca de oregano.
  1. Cubra con el vino tinto y el caldo de carne. Lleve a ebulicion y luego baje el fuego. Cocer 2 o 3 horas (o hasta que la carne este blanda) a fuego mediano, revolviendo de vez en cuando y cubrir con una tapa para que no se evapore todo el caldo.
  1. Una vez la carne cocida, hay que prelevarla y reservarla en una fuente. Mientras tanto, se pasa el caldo con las verduras por la licuadora, teniendo cuidado de quitarle las hojas de laurel. Esta mezcla se echa nuevamente a cocer a fuego lento y con la olla destapada para que vaya reduciendose. Se le agrega la cucharada de harina disuelta en un poco de agua si es que quedara aùn liquida y se corrige la sazon, agregandole sal, pimienta o mas merken a gusto.
  1. Una vez lista la salsa (debe quedar cremosa, ni muy espesa ni demasiado liquida), agreguele nuevamente la carne y ponga a recalentar suavemente antes de servir.
  1. A parte, lleve a ebulicion la leche con una pizca de sal y pimienta, agreguele la chuchoca en lluvia revolviendo constantemente para evitar los grumos. El puré debe quedar cremoso, para eso no dude en agregarle mas leche o caldo. Tambien se le puede echar una cucharada de crema cuando ya este casi lista, o un poco de mantequilla, asi como ciboulette pero esta no debe cocer.
  1. Moldear el puré de chuchoca en cada plato, acompañado de los trozos de carne y la salsa, y servir de immediato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s