Ensalada de brotes de lentejas y algas / Salade de lentilles germées et algues


Hace un rato que no posteaba nuevas recetas. Con mi cambio de casa, y todo, no habia encontrado el tiempo. Hoy les dejo esta receta sencilla, pero gustosa ! Los germinados son buenos para la salud, sabrosos y ligeros ! En esta receta emplee las hierbas que tenia a manos, le puedes agregar mas a tu gusto ! Para los petalos de algas, si no las encuentras en las tiendas, puedes usar luche, cochayuyo, algas Nori, etc, basta con cortarlas en hojitas con una tijera, y Zas !

Para dos personas :

Una taza de lentejas germinadas
2 tomates escalfados y cortados en cubitos
Un poco de lechuga
Media taza de cilantro
Media taza de perejil
Unas hojitas de apio
Media cebolla colorada cortada en plumas (o una echalota)
Aceite de oliva a gusto o aceite picante
Aji en polvo
Una pizca de comino
Unas gotas de jugo de limon o de vinagre (el Bàlsamico blanco o el de Jerez son ideales)
Sal y pimienta

1. Escalfar los tomates : para eso hacer un corte en forma de cruz en la base del tomate. Poner a hervir agua en una olla, sumergir los tomates unos instantes, luego colarlos, pasarlos por agua fria. La piel se desprendera sola, basta con tirarla un poco para desprenderla. Retirar la pulpa, cortar los tomates en cubito y reservar.

2. Preparar la sazon mezclando las especies con el aceite de oliva y las gotas de jugo de limon o de vinagre. Agregarle unas gotitas de agua.

3. En una fuente, mezclar las hierbas picadas, la lechuga cortada, la cebolla cortada en pluma (es mejor suavizarla echandole azucar y prensandola en un colador. Luego enjuagarla con agua caliente y enfriarla con agua helada). Sazonar con la salsa, agregar el tomate picado, los brotes de lentejas y las challas de algas. Corregir la sazon.

4. Mezclar y disponer en cada plato. Listo!

Version française

Cela faisait un moment que je n’avais pas publiées de nouvelles recettes. Avec mon déménagement et tout le reste, je n’avais pas trouvé le temps. Aujourd’hui je vous laisse donc une recette toute simple, mais savoureuse. Les graines germées sont bonnes pour la santé, en plus d’être délicieuses et très esthétiques!

Dans cette recette j’ai employées les herbes que j’avais à portée de main, mais vous pouvez bien sûr en rajouter! Quant aux “pétales” d’algues, on les trouve aisément dans les boutiques Bio sous le nom de salade du pêcheur, mais si tel n’est pas le cas, vous pouvez des algues Nori et autres algues fraîches ou séchés coupées finement à l’aide de ciseaux, feront très bien l’affaire.Pour deux personnes :

Une tasse de lentilles germées
2 tomates fraîches pelées et coupées en dés
Quelques feuilles de laitue
1 Demi-tasse de coriandre ciselée
1 Demi-tasse de persil ciselé
Quelques feuilles de céleri branche
1 Demi-oignon rouge finement émincé( ou de l’échalote )
Huile d’olive ou de l’huile piquante
Piment en poudre (type Espelette ou Noria)
1 Pincée de cumin
Quelques gouttes de jus de citron ou de vinaigre (Idéalement du Balsamique blanc ou du Xérès)
Sel et poivre

1. Pocher les tomates : pour ce faire pratiquer une incision en une coupe en forme de croix à la base de la tomate . Faire bouillir de l’eau dans une casserole , y plonger les tomates quelques secondes,  les égoutter , les passer ensuite sousl’eau froide . La peau se détachera très facilement, il suffit tirer un peu pour tout retirer. Ôter ensuite la pulpe , couper les tomates en dés et réserver.

2. Préparer l’assaisonnement en mélangeant les épices avec  l’huile d’olive et quelques gouttes de jus de citron ou de vinaigre .Y ajouter quelques gouttes d’eau .

3. Dans un Saladier , mélanger les herbes ciselées , les feuilles de laitue ,l’ oignon émincé ( le mieux étant de les adoucir un peu. pour cela, mettre les oignons émincés dans une passoire avec un peu de sucre. Les presser jusqu’à ce que les oignons lâchent un peu de leur jus, les passer rapidement sous l’eau chaude du robinet, puis les refroidir sous l’eau froide. Elles conserveront leur croquant)  Assaisonner avec la sauce , ajouter les tomates en dés, les germes de lentilles, et les pétales d’ algues . Rectifier l’assaisonnement .

4. Disposer joliment dans une assiette et servir!

Ossobuco de pava con porotos blancos confitados al romero y al ajo

ossobuco de pava y porotos confitados

La ultima vez que viaje a Chile, quisimos preparar en familia un tradicional “Cassoulet”, ese tipico y delicioso plato del sur de Francia que ha marcado toda nuestra infancia. Esa vez no pude llevar la grasa de oca (ganso) indispensable para esa receta (esta vez prometo que lo haré!) asi que con mis hermanos la adaptamos, quedo muy rica y pronto subiré la receta…por que no es de esta que se trata hoy (siempre doy rodeos para introducir un tema, lo siento!). Resulta que mi madre no come cerdo, y para no dejarla de lado, me inspire del plato que estabamos cocinando y le prepare esta receta con ossobuco de pava. Aunque sea simple de realizar, requiere mucha paciencia, pues el arte consiste en cocer los elementos hasta que queden confitados. Es una delicia que l@s invito a probar. Y si tienen la suerte de tener a mano porotos frescos (alubias), mejor aùn! En este caso, hay que cocerlos por menos tiempo.

(para 6 personas)

Ingredientes : 

6 ossobucos de pava (pavo)

500 gramos de porotos blancos (frijoles, alubias)

5 dientes de ajo machacados

1 cebolla picada

1 zanahoria picada en rodajas

2 cucharadas de concentrado de tomates

2 cucharadas de mantequilla

2 cucharadas de aceite de oliva

3 o 4  ramas de romero (ojalà fresco, para mas perfume !)

2 hojas de laurel

1 pizca de oregano

1 ramito de tomillo

1 taza de perejil picado

1 clavo de olor

1 ramito de olor para los porotos(alubias) compuesto de una hoja de laurel, unos ramos de perejil, un ramito de tomillo, envueltos en hojas de puerro y amarrados juntos)

1 vaso de vino blanco

Caldo de verdura (o de carne)

1 pizca de azucar (o de bicarbonato)

Sal y pimienta

4 cucharada de pan rallado

Preparacion : 

  1. Poner a remojar los porotos (frijoles, alubias) el dia anterior.
  1. Luego de haber remojado la noche entera, echar a cocer los porotos (alubias, frijoles) tapados de agua, con el ramo de olor y un poco de sal. Cocer a fuego mediano y reservar.
  1. En una olla profunda, derretir 1 cucharada de mantequilla, junto con un poco de aceite de oliva (vamos, tambien puede ser generos@ en aceite !), poner a sudar la cebolla con la zanahoria, luego aumentar el fuego y agregar el ossobuco de pava. Revolver, agregar las ramas de romero, el laurel, tomillo, la pizca de oregano, el clavo de olor, y el ajo machacado. Revolver para que las presas de carne se doren uniformamente.
  1. Desglasar con el vino blanco para despegar todos los sucos. Agregar el concentrado de tomate y la pizca de azucar (o de bicarbonato). Luego mojar con el caldo de verdura (o de carne) hasta tapar los ingredientes. Bajar el fuego y cocinar una buena hora con la olla semi destapada, hasta que la salsa quede media espesa.
  1. A media coccion, salpimentar. Al cabo de una hora (o cuando la carne este blanda), corregir la sazon y quitar la olla del fuego. Desgrasar con la ayuda de una cuchara.
  1. Calentar el horno a 200 grados. Mientras tanto, colar los porotos, quitar el ramo de olor. Mezclar en una fuente de greda previamente aceitada, los porotos con la salsa obtenida, y corregir la sazon. Depositar en la fuente las presas de ossobuco y espolvorear el plato de pan rallado.
  1. Hornear a 140° por una buena hora, cuidando que no se seque (puede agregarle mas caldo si necesario).
  1. Dejar reposar unos minutos antes de servir aùn caliente acompañado de un buen vino tinto generoso !