Higos asados al vino dulce y especias

Soy amiga de los higos ! Me encantan, aunque a veces crudos, me raspan un poco el paladar. Iba a decir que los higos cuentan entre mis frutos preferidos, pero cometeria un error al afirmar esto, puesto que los higos….no son frutas. En fin no en el sentido botánico, sino que se trata de una infutescencia (o sea un conjunto de semillas de frutos) del higuero (Ficus Carica).

Dejemos de lado la botánica y dejenme contarles unas pequeñas cosas acerca de esta «falsa fruta ».
Actualmente se le considera como el màs antiguo « fruto » domesticado, despues de un descubrimiento hecho en el Valle de Jordan en Palestina, de nueve higos partenocarpicos (como que no sabes lo que significa partenocarpico?!), es decir que no producen semillas y por ende es necesaria la intervencion del hombre. Estas higueras datarian de 9400 a 9200 años antes nuestra era, y habrian sido domesticadas al mismo tiempo que el arroz en Asia, pero 1000 años antes que el trigo y la cebada.

El fruto defendido en el libro de la Genesis es asimilado a la manzana en la tradicion cristiana, pero simbolizado por el higo en la tradicion judia. Y es que el higo ha despertado los sentidos y la imaginacion en muchas culturas y muchas edades ! Asi, los Vedas la denominan « flor de la mujer o flor del placer sexual » y en el habla popular española se refiere claramente al sexo femenino.
Pero el higo es tanto « femenino » como « masculino », la savia blanca que aflora al ser cortada siendo a la vez relacionada con la leche materna y con el esperma, simbolizando asi la abundancia, la fecundidad y el vigor sexual. Asi lo consideraban los antiguos griegos para quienes era tambien sinonimo de honor, fuerza y vigorosidad, de ahi que en los principios de los juegos olimpicos, los atletas ganaderos eran coronados con hojas de higos y se le daban de comer estos jugosos frutos…

Bueno, dejemos aqui estos cuentitos, que una vez lanzada no paro ! Ya tenemos bien claro que el higo es sexy. Solo falta agregar que en la India es un àrbol sagrado representado junto a Buda en su balete y simboliza fuerza y vida (igual es sexual, no ?). Para terminar, Cleopatra, la bella, fue envenenada por una serpiente traida en un canasto de higos (eso tambien me parece sexual). Bueno, para clausurar este tema, cabe recalcar que los higos son una buena fuente calorica, de minerales, que contienen calcio, hierro, fosforo y magnesio. Tambien son ricos en fibra, vitaminas A, B », C y E (ideales para deportistas y para combatir los estados de fatiga y decaimiento)… (Uuy, despues de esta nota, nada de lo que escribo me parece inocente !).

Bueno, vamos a la Receta ! Como veràn, es sencilla, las medidas se adaptan a la cantidad de higos y de comensales. Pueden usar vino tinto corriente en vez de vino dulce o añejo. Y no duden en echarles mas especias segun su gusto : con clavos de olor o jengibre quedan deliciosos. Tambien prueben con miel en lugar de azucar. Un dato : los higos aman las almendras, nueces y la lavanda. Nos vemos pronto con otras recetas de este falso fruto tan sensual.

higos2.blog

Ingredientes :
Unos bellos higos maduros
Vino dulce o añejo en cantidad suficiente para tapar la mitad de la fuente ( San Blas, Oporto, Banyuls, Xérés, etc)
Azucar de caña, panela o chancaca rallada
1 buena pizca de canela
Vainilla

1. En una olla, poner a calentar el vino dulce junto con las especies y el azucar de caña a gusto (o chancaca o Panela rallada). Cocer a fuego mediano hasta que la mezcla se vaya espesando y conviertiendo en salsa.

2. Por mientras, lavar los higos, secarlos, quitarles la cola, y hacerles un corte en forma de cruz sobre la parte superior.

3. Precalentar el horno a 180° (T.6)

4. Colocar los higos en una fuente para hornear y vertir encima la salsa reducida. Esta va escurrir y formar una capa que tapara un poco medio de la mitad de los higos.

5. Hornear por unos 25 minutos, los higos se abriran como flores maduras…MMmmm !

6. Puedes servir este postre tibio, en copitas….con un helado de vainilla queda fabuloso !

higosalvino1.blog

Ensalada de brotes de lentejas y algas / Salade de lentilles germées et algues


Hace un rato que no posteaba nuevas recetas. Con mi cambio de casa, y todo, no habia encontrado el tiempo. Hoy les dejo esta receta sencilla, pero gustosa ! Los germinados son buenos para la salud, sabrosos y ligeros ! En esta receta emplee las hierbas que tenia a manos, le puedes agregar mas a tu gusto ! Para los petalos de algas, si no las encuentras en las tiendas, puedes usar luche, cochayuyo, algas Nori, etc, basta con cortarlas en hojitas con una tijera, y Zas !

Para dos personas :

Una taza de lentejas germinadas
2 tomates escalfados y cortados en cubitos
Un poco de lechuga
Media taza de cilantro
Media taza de perejil
Unas hojitas de apio
Media cebolla colorada cortada en plumas (o una echalota)
Aceite de oliva a gusto o aceite picante
Aji en polvo
Una pizca de comino
Unas gotas de jugo de limon o de vinagre (el Bàlsamico blanco o el de Jerez son ideales)
Sal y pimienta

1. Escalfar los tomates : para eso hacer un corte en forma de cruz en la base del tomate. Poner a hervir agua en una olla, sumergir los tomates unos instantes, luego colarlos, pasarlos por agua fria. La piel se desprendera sola, basta con tirarla un poco para desprenderla. Retirar la pulpa, cortar los tomates en cubito y reservar.

2. Preparar la sazon mezclando las especies con el aceite de oliva y las gotas de jugo de limon o de vinagre. Agregarle unas gotitas de agua.

3. En una fuente, mezclar las hierbas picadas, la lechuga cortada, la cebolla cortada en pluma (es mejor suavizarla echandole azucar y prensandola en un colador. Luego enjuagarla con agua caliente y enfriarla con agua helada). Sazonar con la salsa, agregar el tomate picado, los brotes de lentejas y las challas de algas. Corregir la sazon.

4. Mezclar y disponer en cada plato. Listo!

Version française

Cela faisait un moment que je n’avais pas publiées de nouvelles recettes. Avec mon déménagement et tout le reste, je n’avais pas trouvé le temps. Aujourd’hui je vous laisse donc une recette toute simple, mais savoureuse. Les graines germées sont bonnes pour la santé, en plus d’être délicieuses et très esthétiques!

Dans cette recette j’ai employées les herbes que j’avais à portée de main, mais vous pouvez bien sûr en rajouter! Quant aux “pétales” d’algues, on les trouve aisément dans les boutiques Bio sous le nom de salade du pêcheur, mais si tel n’est pas le cas, vous pouvez des algues Nori et autres algues fraîches ou séchés coupées finement à l’aide de ciseaux, feront très bien l’affaire.Pour deux personnes :

Une tasse de lentilles germées
2 tomates fraîches pelées et coupées en dés
Quelques feuilles de laitue
1 Demi-tasse de coriandre ciselée
1 Demi-tasse de persil ciselé
Quelques feuilles de céleri branche
1 Demi-oignon rouge finement émincé( ou de l’échalote )
Huile d’olive ou de l’huile piquante
Piment en poudre (type Espelette ou Noria)
1 Pincée de cumin
Quelques gouttes de jus de citron ou de vinaigre (Idéalement du Balsamique blanc ou du Xérès)
Sel et poivre

1. Pocher les tomates : pour ce faire pratiquer une incision en une coupe en forme de croix à la base de la tomate . Faire bouillir de l’eau dans une casserole , y plonger les tomates quelques secondes,  les égoutter , les passer ensuite sousl’eau froide . La peau se détachera très facilement, il suffit tirer un peu pour tout retirer. Ôter ensuite la pulpe , couper les tomates en dés et réserver.

2. Préparer l’assaisonnement en mélangeant les épices avec  l’huile d’olive et quelques gouttes de jus de citron ou de vinaigre .Y ajouter quelques gouttes d’eau .

3. Dans un Saladier , mélanger les herbes ciselées , les feuilles de laitue ,l’ oignon émincé ( le mieux étant de les adoucir un peu. pour cela, mettre les oignons émincés dans une passoire avec un peu de sucre. Les presser jusqu’à ce que les oignons lâchent un peu de leur jus, les passer rapidement sous l’eau chaude du robinet, puis les refroidir sous l’eau froide. Elles conserveront leur croquant)  Assaisonner avec la sauce , ajouter les tomates en dés, les germes de lentilles, et les pétales d’ algues . Rectifier l’assaisonnement .

4. Disposer joliment dans une assiette et servir!