Higos asados al vino dulce y especias

Soy amiga de los higos ! Me encantan, aunque a veces crudos, me raspan un poco el paladar. Iba a decir que los higos cuentan entre mis frutos preferidos, pero cometeria un error al afirmar esto, puesto que los higos….no son frutas. En fin no en el sentido botánico, sino que se trata de una infutescencia (o sea un conjunto de semillas de frutos) del higuero (Ficus Carica).

Dejemos de lado la botánica y dejenme contarles unas pequeñas cosas acerca de esta «falsa fruta ».
Actualmente se le considera como el màs antiguo « fruto » domesticado, despues de un descubrimiento hecho en el Valle de Jordan en Palestina, de nueve higos partenocarpicos (como que no sabes lo que significa partenocarpico?!), es decir que no producen semillas y por ende es necesaria la intervencion del hombre. Estas higueras datarian de 9400 a 9200 años antes nuestra era, y habrian sido domesticadas al mismo tiempo que el arroz en Asia, pero 1000 años antes que el trigo y la cebada.

El fruto defendido en el libro de la Genesis es asimilado a la manzana en la tradicion cristiana, pero simbolizado por el higo en la tradicion judia. Y es que el higo ha despertado los sentidos y la imaginacion en muchas culturas y muchas edades ! Asi, los Vedas la denominan « flor de la mujer o flor del placer sexual » y en el habla popular española se refiere claramente al sexo femenino.
Pero el higo es tanto « femenino » como « masculino », la savia blanca que aflora al ser cortada siendo a la vez relacionada con la leche materna y con el esperma, simbolizando asi la abundancia, la fecundidad y el vigor sexual. Asi lo consideraban los antiguos griegos para quienes era tambien sinonimo de honor, fuerza y vigorosidad, de ahi que en los principios de los juegos olimpicos, los atletas ganaderos eran coronados con hojas de higos y se le daban de comer estos jugosos frutos…

Bueno, dejemos aqui estos cuentitos, que una vez lanzada no paro ! Ya tenemos bien claro que el higo es sexy. Solo falta agregar que en la India es un àrbol sagrado representado junto a Buda en su balete y simboliza fuerza y vida (igual es sexual, no ?). Para terminar, Cleopatra, la bella, fue envenenada por una serpiente traida en un canasto de higos (eso tambien me parece sexual). Bueno, para clausurar este tema, cabe recalcar que los higos son una buena fuente calorica, de minerales, que contienen calcio, hierro, fosforo y magnesio. Tambien son ricos en fibra, vitaminas A, B », C y E (ideales para deportistas y para combatir los estados de fatiga y decaimiento)… (Uuy, despues de esta nota, nada de lo que escribo me parece inocente !).

Bueno, vamos a la Receta ! Como veràn, es sencilla, las medidas se adaptan a la cantidad de higos y de comensales. Pueden usar vino tinto corriente en vez de vino dulce o añejo. Y no duden en echarles mas especias segun su gusto : con clavos de olor o jengibre quedan deliciosos. Tambien prueben con miel en lugar de azucar. Un dato : los higos aman las almendras, nueces y la lavanda. Nos vemos pronto con otras recetas de este falso fruto tan sensual.

higos2.blog

Ingredientes :
Unos bellos higos maduros
Vino dulce o añejo en cantidad suficiente para tapar la mitad de la fuente ( San Blas, Oporto, Banyuls, Xérés, etc)
Azucar de caña, panela o chancaca rallada
1 buena pizca de canela
Vainilla

1. En una olla, poner a calentar el vino dulce junto con las especies y el azucar de caña a gusto (o chancaca o Panela rallada). Cocer a fuego mediano hasta que la mezcla se vaya espesando y conviertiendo en salsa.

2. Por mientras, lavar los higos, secarlos, quitarles la cola, y hacerles un corte en forma de cruz sobre la parte superior.

3. Precalentar el horno a 180° (T.6)

4. Colocar los higos en una fuente para hornear y vertir encima la salsa reducida. Esta va escurrir y formar una capa que tapara un poco medio de la mitad de los higos.

5. Hornear por unos 25 minutos, los higos se abriran como flores maduras…MMmmm !

6. Puedes servir este postre tibio, en copitas….con un helado de vainilla queda fabuloso !

higosalvino1.blog

Anuncios

Mini Keftas

Mini Keftas

Las keftas (o kuftehköfte) son unas albondigas de carne con especies (vacuno o cordero) que se sirven en las zonas Balkanicas, en medio Oriente, en el sub continente Indio y en Africa del norte. Las recetas y preparaciones varian de una region a la otra, donde tambien se pueden preparar con carne de cabra.

Aqui he preparado unas de las formas mas comun en que se come en Francia donde viven esencialmente comunidades de Africa del norte, cada cual le da su toque especial, tal como lo hago yo con estas keftas asadas en la sarten. Ensartadas en una brochetas, son ideales para los asados, y no hay nada mas sabroso que una gran hamburguesa de kefta con muchas verduras !!!!

  • 300 g de buena carne molida de vacuno
  • Media cebollita rallada
  • 1 diente de ajo rallado
  • 1 cucharada de pan rallado
  • ½  cucharadita de comino en polvo
  • 1 buena pizca de Curcuma
  • 1 buena pizca de Paprika o pimenton en polvo
  • 1 pizca de canela
  • 1 pizca de aji o guindilla en polvo (opcional)
  • 1 cucharada sopera de perejil picado fino
  • 1 cucharada sopera de cilantro picado fino
  • Sal y pimienta
  • ½ cucharada de aceite de oliva
  1. En un recipiente, mezclar bien todos los ingredientes y dejar reposar unos 20 minutos en el refrigerador.
  1. Sacar el recipiente con la carne mezclada a las especies y empezar a formar bolitas, aplastarlas como para formar hamburguesas. Dejar reposar otro ratito en el refrigerador.
  1. Cocer las Keftas a la plancha (con una sarten antiadherente bien caliente basta !) o bien asarlas en la Barbacoa. No deben cocer demasiado para quedar tiernas y jugosas.
  1. Acompañar de ensaladas surtidas y de salsa de yogurt (con pepino rallado y menta, Mmmm !!!)

Version française

Keftas

Les keftas (ou kufteh, Köfte) sont des boulettes de viande épicées (bœuf ou agneau) servies dans les zones des Balkans, au Moyen-Orient , sur le sous-continent indien et en Afrique du Nord. Les recettes et préparations varient d’une région à l’autre, et peuvent également inclure de la viande de chèvre.

J’ai préparé l’une des recettes les plus courantes en France, à la mode marocaine, mais chacun possède sa touche spéciale, tout comme j’ai la mienne avec ces keftas grillées à la poêle. Enfilées sur un brochettes, elles sont idéales grillées au Barbecue, et il n’y a rien de plus savoureux qu’un hamburger de kefta accompagné de légumes !

• 300 g de bon boeuf haché

• ½  oignon râpé

• 1 gousse d’ail râpé

• 1 cuillère à soupe de chapelure de pain

• ½ cuillère à café de cumin moulu

• 1 bonne pincée de curcuma

• 1 bonne pincée de paprika en poudre

• 1 pincée de cannelle

• 1 pincée piment en poudre (facultatif)

• 1 cuillère à soupe de persil finement haché

• 1 cuillère à soupe de coriandre finement hachée

• Sel et poivre

• ½ cuillère à soupe d’huile d’olive

1. Dans un bol, mélanger tous les ingrédients laisser reposer environ 20 minutes au réfrigérateur.

2. Retirez le mélange à Kefta du réfrigérateur et commencer à former des boulettes, puis les aplatir pour former des galettes épaisses. Laisser encore reposer un petit moment au réfrigérateur.

3. Faire griller les keftas à la Plancha (une poêle antiadhésive bien chaude fera parfaitement l’affaire !) au BBQ. Ne pas trop les cuire pour qu’elles restent tendres et juteuses.

4. Servir avec des salades variées et une sauce au yaourt (avec du concombre râpé et de la menthe, Miamm !)