Sandwich de cake de Piña con pollo y salvia

sandwich de cake de ananas y pollo

Hace poco empecé una huerta. Y si, es que ahora tengo balcon y soñaba con hundir de nuevo las manos en la tierra, plantar, regar, cosechar. Esas cosas que te hacen sentir feliz por que sì, sencillamente. Ver un jardin cobrar vida, crecer, desarrollarse, es casi magico ! Como soy desordenada y media novicia, se me esparramaron semillas por todas partes, asi que tengo a menudo sorpresas. Cuido lo que surge hasta saber lo que es. Es asi como he tenido especial cuidado con la maleza que crece feliz y con las ortigas que arranqué furiosa cuando me picaron. Entre las hierbas, tengo una maravillosa salvia « ananas » (salvia elegans), una planta aromatica originaria de Mexico y cuyo perfume recuerda al de la piña. Resulto que con salmon queda deliciosa, me la imagino tambien en postre, creo que se puede hacer mucho con ella !
Realicé esta receta para ver como quedaba en una preparacion salada con piña. Preferi usarla cruda para que no perdiera ni su textura, ni su color y perfume. Obviamente, como sé que no es facil conseguir esta maravillosa planta, les sugiero que no se queden con las ganas y preparen estos sandwichs con hierbas olorantes de su eleccion (como albahaca, cilantro o rucula). No duden en agregarles mas ingredientes (aji, pimentones, remolacha, zanahoria, etc). Los vegetarianos podran optar por un queso crema perfumado segun sus ganas o por mas verduras !

Salvia elegans y Salvia officinalis

Salvia elegans (ananas) y Salvia officinalis

Ingredientes

1 tarro de piña pequeño (ananas) (250 g)
4 huevos
150 g de mantequilla en pomada + una cucharadita y un poco para el molde
Una cucharadita de aceite de maravilla
¾ de sobre de Polvos de hornear
130 g de harina
1 buena pizca de sal
1 pechuga de pollo (entera, es mas sabrosa)
1 ramo de olor compuesto por un ramito de perejil, otro de cilantro, 1 hoja de laurel, atados.
3 granos de pimienta negra
1 pizca de curcuma
Lechuga
Tomates cherry
1 yogurt griego o natural
Salvia o salvia ananas (optativo) o bien cilantro o rucula o albahaca
Aceite de oliva

1. Pensar en sacar la mantequilla del refrigerador para que se ablande. Escurrir el tarro de piña (o ananas), conservar el jugo.

2. Cortar la piña escurrida en trozos pequeños y reservarlos.

3. Quitarle la piel a la pechuga de pollo. Ponerla a cocer en agua hirviendo junto con el ramo de olor, la pimienta y una pizca de sal. Cuando el pollo este cocido, dejarlo enfriar y luego proceder a deshilacharlo. Reservar.

4. En una sarten, poner a calentar a fuego mediano una cucharadita de aceite de maravilla y otra de mantequilla junto con una pizca de curcuma : rebozar en ella los trocitos de piña (ananas), cuando esten parejamente dorados, desglasar con 2 cucharadas del jugo de piña para remover los sucos. Reservar.

5. Preparar la masa para el cake : separar las yemas de las claras. Batir las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Batir las yemas con la mantequilla en pomada y una pizca de sal. En un gran recipiente, mezclar suavemente las claras batidas con las yemas, luego incorporar suavemente, en forma de lluvia, la harina y los polvos de hornear. Mezclar hasta obtener una masa esponjosa.

6. Agregar los trocitos de piña acaramelados, mezclar suavemente. La masa cobrara un ligero tono amarillo por la piña y el curcuma.

7. Precalentar el horno a 200 °.

8. Enmantequillar unos moldes individuales (los de tartas son ideales), si no tienes, usa un molde rectangular de preferencia (o el que tengas, da igual !). Luego podras cortar tajadas individuales para rellenarlas. Vertir en ellos el aparato hasta la mitad, pues el cake no debe quedar muy alto. Hornear a 180° por unos 45 minutos o hasta que los quequitos esten cocidos pero esponjosos.

9. Cortar los quequitos individuales por la mitad. Preparar los ingredientes para el relleno : lavar la lechuga, lavar y trozar los tomates cherry, lavar la salvia ananas (o la salvia, o la rucula o el cilantro o albahaca).

10. Batir suavemente el yogurt natural con sal, pimienta y las hierbas que hayas escogido (salvia, albahaca, rucula, cilantro), puedes combinarlas tambien entre ellas.

11. Mezclar una cucharada de jugo de piña, junto con una de aceite de oliva, sal y pimienta para obtener una vinagreta agridulce. Con ella, mojar ligeramente ambas tapas del queque cortado por la mitad.

12. Rellenar : Disponer unos trozos de pollo, bañarlos con una cucharadita de yogurt perfumado con las hierbas, tapar con hojas de lechuga, luego con los tomates cherry y por encima las hierbas de tu eleccion, terminar con otra cucharadita de salsa de yogurt.

 sandwich de cake de ananas y pollo2

 

Tartinas de queso fresco de cabra con hierbas

Tartinas de queso cabra

En Francia cuando se piensa en tartina, se piensa en un trozo de pan rapidamente untado con algo : paté, mantequilla, queso, cualquier ingrediente. Cuando era chica, me esperaban las tartinas de mermelada en la casa para la once, pero tambien de manjar, y algunas veces de Nutella, eso era fiesta!

Hoy, las tartinas se han sofisticado, asi van a pareciendo “Bares a tartinas” como tambien “bares” de sopas, de uñas (de manicura, si, si!) aùn no logro  entender el concepto…Que yo sepa, la tartina nunca ha estado en via de extincion, y cualquier obrero o campesino puede sacar su cuchillo para cortar pan y untarlo con un grueso trozo de paté de campo.

Como sea, aqui van unas tartinas de queso de cabra que sacan de apuro (ojo que yo preparo muchas cosas con queso de cabra, por que me encanta, pero si se aburren de las repeticiones, reemplaze por un quesillo fresco o por un queso tipo Philadelfia). No dude en variar las hierbas y agregarle picantito a gusto!

(para 4 personas)

  • Un queso fresco de cabra
  • 2 echalotas
  • 1 media taza de ciboulette
  • 2 cucharadas soperas de cebollines (optativo)
  • Orégano
  • ½ taza de perejil
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • 4 tomatitos coctel
  • 1 tomate maduro
  • 4 rebanadas grandes de pan, ojalà integral
  1. Picar finamente las echalotas, las hierbas  y el ajo.
  2. Mezclar con un tenedor junto al queso fresco de cabra y a un poco de aceite de oliva. Sazonar.
  3. Reservar media hora en el refrigerador.
  4. Tostar las rebanadas de pan y disponer el tomate maduro cortado en rebanadas finas. Disponer encima la mezcla de queso y hierbas. Decorar cada tartina con un tomate coctel partido en dos y un poco de ciboulette. Vertir un poco de aceite de oliva. Servir de inmediato acompañado de ensalada de lechuga.