Pan de huevos

Pan de huevos

Un dia me quede sin pan y con la flojera de salir a comprar. A pesar de lo que se pueda creer, en Paris cuesta encontrar una panaderia de calidad, muchas usan preparaciones industriales de harinas listas, cuando no congelados. Si, si, es un mito que estoy derrumbando ! Lo mismo pasa con las pastelerias o con los famosos croissants, quienes tambien llegan listos para ser horneados.

Es una catastrofe para la profesion, y para los consumidores que somos, ademàs se van perdiendo muchas preparaciones tradicionales y el « Savoir Faire », la transmision de cocnocimiento y tecnicas.

Bueno, por eso, me dio lata salir a comprar pan, por que tengo pocas alternativas en mi barrio. A veces lo hago yo misma, otras voy a una feria el sabado en la mañana, donde me vuelvo loca y de la cual salgo empobrecida, pero otro dia les cuento de esa feria y de los magnificos panes que encuentro ahi.

Asi que pensé en hacer pan y hace rato que tenia pendiente hacer pan de huevos, que me encantan y que no como en años. La receta es bastante sencilla al final y me quedaron ricos, aunque hice pocos por que tampoco tenia mucha harina. Con un amigo los comimos recien salidos del horno, calentitos, con mantequilla y miel. No quedo ni uno solo, asi que nuevamente me quedé sin pan y no sali a comprar.

Como muchas veces, realizé la receta al ojimetro, pero menos mal que me acuerdo que tambien solo me quedaban 4 huevos en el refrigerador !!!

Ingredientes :

  • 3 tazas de harina (aprox)
  • 4 huevos (los que tenia !), las yemas separadas de las claras
  • Una cucharadita de levadura seca
  • Un poquito de leche (poco menos de media taza).
  • 50 g de mantequilla
  • Sal
  • Azucar
  1. Disolver la levadura seca en un poquito de agua tibia (2 cucharadas) y dejar reposar hasta que levante la levadura.
  1. Derretir la mantequilla junto con un poco de leche.
  1. Separar las yemas de las claras : Batir 2 claras a nieve con una batidora electrica hasta que quede espesa, agregar una buena pizca de azucar y seguir batiendo. Reservar.
  1. Batir las yemas con un poco de azucar (1 cucharada y media) hasta obtener una mezcla clara y espumosa.
  1. En una fuente honda, armar un pozo donde vertir la levadura ya levantada, agregar una cucharadita de sal, la mantequilla disuelta en leche y las yemas de huevo batidas. Amasar.
  1. Ir incorporando de a poco las claras batidas en nieve y mezclar suavemente con una espatula.
  1. Corregir la consistencia : la masa debe quedar suave y no debe quedar pegada en los dedos, por lo tanto agregarle mas harina o un poquito de leche con agua de ser necesario. Dejar reposar la masa una media hora.
  1. Precalentar el horno a 220 grados durante 15 minutos.
  1. Trabajar nuevamente la masa, sobandola y armando pancillos redondos. Colocarlos en una lata de horno enmantequillada o cubierta de papel mantequilla. Hacer sobre la superficie de cada pancito una cruz con un cuchillo bien afilado.
  1. Batir una clara con un poco de leche y pincelear cada pan.
  1. Bajar la temperatura del horno a 180 ° y hornear los panes por media hora, dependiendo del espesor que le ha dado, o hasta que esten bien dorados.

Anuncios

Budin de zapallo italiano / Pudding de Courgettes

Budin de Zapallo italiano, Pudding de courgettes

(para 4-6 personas)

Esta es una de las tantas versiones de este plato tipico, servido muy a menudo en los restaurantes y picadas a la hora del almuerzo.

Segùn la cantidad de pan, el Budin quedara mas o menos cremoso, tambien dependiendo de la cantidad de queso y de leche que le incorpore. Si lo desea mas cremoso, loi deal es optar por pailas de greda.

En esta receta, opte por un budin desmoldable, conservando un poco del croquante de los zapallos. El lado cremoso lo aporta el zapallo rallado, y el pan bien remojado, junto con el queso. Me gusta el contraste de textura que resulta de esta mezcla.

Tambien, se pueden variar las especies, agregandole un poco de pimenton rojo molido (o aji de color o Paprika) y por supuesto un poco de aji.

Ingredientes :

4 zapallos italianos cortados en rodajas medianas

1 zapallo italiano rallado a crudo

1 cebolla cortada en cubitos

2 dientes de ajo picados

1 buen trozo de pan batido ( o ¼  de marraqueta o Baguette)

Leche

2 huevos

2 cucharadas de vino blanco (optativo)

1 taza de queso rallado (tipo Chanco, Cremoso o Gruyère)

4 cucharadas de queso Parmesano

½ cucharadita de nuez moscada

1 buena cucharada de perejil picado

1 pizca de oregano

Aceite de oliva

Sal y pimienta

  1. Poner a remojar el pan en la leche durante una hora (o menos si ve que el pan esta blando).
  1. En una olla o sarten honda, calentar un poco de aceite de oliva, poner a dorar las cebollas a fuego mediano revolviendo constantemente. Cuando empiezen a ponerse transparentes, agregar el zapallo italiano en rodajas. Cocer a fuego bajo, revolviendo para que no se pegue, de ser necesario agregar mas aceite.
  1. Cuando los zapallos empiezen a dorar, agregar el ajo. Revolver para que no se peguen. Agregar el zapallo rallado, la nuez moscada y la pizca de oregano, revolver y delglasar con el vino blanco. Salpimentar.
  1. Cocer unos minutos, las rodajas no deben estar completamente cocidas, pero guardar un poco de croquante. Reservar y dejar enfriar.
  1. Escurrir el pan remojado, aplastarlo con un tenedor (de ser necesario pasarlo por un colador).
  1. Mezclar el pan junto con el zapallo italiano ya enfriado. Agregar el queso rallado (tipo Chanco, Cremoso o Gruyère), dos cucharadas de queso Parmesano y el perejil picado.
  1. Separar las yemas de las claras de huevo. Batir las claras a nieve e ir incorporandolas suavemente a la preparacion anterior. Incorporar las yemas y corregir la sazon. La preparacion debe quedar cremosa (si le parece muy seca, le puede agregar un poco de leche).
  1. Precalentar el horno a 180 °. Enmantequillar o aceitear una budinera o pocillos de gredas individuales. Espolvorear el pastel con el resto de queso Parmesano.
  1. Hornear unos 10 o 15 minutos segun el espesor y la consistencia deseada. La costra debe quedar bien gratinada.
  1. Servir caliente, o bien esperar unos minutos si desea desmoldar el pastel.
  1. Acompañar de ensalada verde o de carne. En su version mas cremosa, puede tambien acompañarse de arroz graneado.

Version française

Pudding de courgettes

(Pour 4-6 personas)

Cette recette est l’une des nombreuses versions de ce plat typique, servi fréquemment dans les restaurants et gargotes à l’heure du déjeuner.

Selon la quantité de pain, le Pudding sera plus ou moins crémeux, dépendant également de l’apport en fromage et en lait. Si on le souhaite plus onctueux, l’idéal est de le préparer dans des récipients en terre cuite traditionnels.

Dans cette recette, j’ai opté pour un Pudding démoulable, en conservant le croquant des légumes. Les courgettes râpées et plus fondantes et le pain bien trempé, ainsi qu’une bonne quantité de fromage, apportent du crémeux. J’aime le contraste des textures qui en résulte.

On peut aussi varier les épices, ajouter du paprika (ou « pimenton dulce » ou « aji de color ») et bien entendu un peu de piment en poudre.

Ingrédients :

4 courgettes coupées en lamelles de taille moyenne

1 courgette râpée

1 oignon coupé en dés

2 gousses d’ail écrasées

¼  de Baguette

Lait

2 oeufs

2 cuillères à soupe de vin blanc

1 tasse de  Gruyère râpé (environ 200 g)

4 cuillères à soupe de Parmesan râpé

½ cuillère à café de noix de muscade

1 à 2 cuillères à soupe de persil haché

1 pincée d’origan

Huile d’olive

Sel et poivre

  1. Mettre le pain à tremper dans du lait durant une bonne heure ou jusqu’à absorption du liquide.
  1. Dans un faitout ou une casserole, mettre à chauffer quelques cuillérées d’huile d’olive, y faire dorer l’oignon à feu moyen, en remuant constamment. Quand l’oignon commencera à devenir translucide, ajouter les courgettes coupées en lamelles. Cuire à feu doux en veillant à ce qu’elles n’attachent pas, au besoin rajouter de l’huile d’olive.
  1. Quand les courgettes commenceront à dorer, incorporer l’ail et remuer, puis ajouter la courgette râpée, la noix de muscade et la pincée d’origan. Remuer puis déglacer au vin blanc. Saler et poivrer.
  2. Cuire quelques minutes à feu doux, la courgette râpée doit être fondante mais celles en lamelles doivent rester croquantes. Réserver et laisser refroidir.
  1. Egoutter le pain trempé dans le lait (au besoin passer au chinois). Ecraser à la fourchette.
  1. Mélanger le pain bien moulu à la préparation de courgettes refroidie. Ajouter le gruyère râpé, deux cuillérées de Parmesan et le persil haché.
  1. Séparer les blancs des jaunes d’œufs. Monter les blancs en neige puis les incorporer doucement à la préparation antérieure. Ajouter ensuite les jaunes d’œufs battus, mélanger et corriger l’assaisonnement. Le mélange doit être crémeux, s’il vous paraît un peu sec, ajouter un peu de lait.
  1. Préchauffer le four à 180°. Beurrer ou huiler un moule à gâteau, un plat à four ou des plats en céramique. Saupoudrer le Pudding du reste de Parmesan.
  1. Enfourner 10 à 15 minutes selon l’épaisseur du Pudding et la consistance désirée. La croûte doit être bien dorée.
  1. Servir chaud ou bien attendre quelques minutes si vous souhaitez démouler le Pudding.

Accompagner d’une salade verte ou d’une viande (rôtie ou en sauce). Dans sa version plus crémeuse, on peut également l’accompagner de riz Pilaf.