Quiche de Puerros y tocino ahumado

Quiche de puerros y tocino ahumado, El Agua a la BocaComo aqui en Francia, estamos ya en pleno invierno (un invierno humedo y lluvioso por el momento) dan ganas de preparar recetas reconfortantes. La Quiche es de esos platos que me consuelan, receta para compartir entre amigos, de manera informal, una tarta donde se pueden pasar los restos. En fin, cumple siempre con sus promesas!

Originalmente de la region de Lorraine, en el noroeste de Francia, bordando la frontera alemana, esta preparacion no incluye queso. Tradicionalmente se trata de una masa brisa o masa quebrada (en francès : pâte brisée), rellena de un aparato compuesto de huevos, lacteo y generalmente carne. La palabra en sì deriva del alemàn “Kuchen” que en Lorenés se pronuncia Kishe, lo cual se estandardizò en francès como “Quiche”.

Aqui les doy tambien la receta de la masa, aunque hoy, comunmente, se use una masa ya hecha, lo cual, por supuesto es una ganancia de tiempo, pero una pérdida cultural tambien!

Y recuerden, si no comen, o no desean emplear carne, pueden echarle cuanto quieran (tomate, mostaza, pollo, verduras surtidas, cebolla, etc), esa es la gracia de esta receta!…….

Para 6/8 personas

Ingredientes para la masa :

1 Yema de huevo

250 g de harina de trigo

125 g de mantequilla

½ cucharadita de sal

2 cl de agua

 

Para el relleno :

3 puerros medianos

100 g de tocino ahumado y cortado en tiritas

40 g de mantequilla en pomada (blanda)

1 pizca de nuez moscada

20 cl de crema liquida

15 cl de leche

100 g de queso rallado

2 huevos + 2 yemas

Sal y pimienta

Mas ½ cucharadita de mantequilla y una de aceite para dorar los ingredientes.

 

  1. En un recipiente, mezclar la harina con la mantequilla en pomada cortada en pedazitos y con la sal. Trabajar con los dedos hasta obtener una masa un poco quebradiza. Agregar la yema y volver a amasar,siempre con las puntas de los dedos, a partir del centro hacia las orillas, incorporando de a poco el liquido hasta obtener una masa aùn friable pero con la cual se pueda formar un bollito. Cuidado, no se debe trabajar demasiado la masa. Dejar reposar entre 30 minutos a una hora en el refrigerador.

  1. Por mientras, empezar a preparar los ingredientes para el relleno. Lavar bien los puerros, practicar un tallo para cortarlos por la mitad y asi facilitar su limpieza. Escurrirlos y picarlos (tamaño mediano).

  1. Quitar el exceso de grasa al tocino ahumado (pero debe quedar un poco!), rebanarlo en trocitos. Aceitar levemente una sartén, dorar los trocitos de tocino. Reservarlos y guardar la sarten para conservar los sucos.

  1. En esta misma sarten caliente, agregar media cucharadita de mantequilla y una de aceite de maravilla, y poner a sudar los puerros hasta que estén casi cocidos. Salpimentar (ojo con la sal, ya que el queso y el tocino ya son salados!). Reservar.

  1. 15 minutos antes de sacar la masa del refrigerador, precalentar el horno a 180°

  1. Despues de haber reposado una hora, estirar la masa y depositarla sobre un molde cubierto de papel mantequilla. Estirar bien la masa con las palmas de la mano, apretando desde el centro hacia los bordes del molde, y dandolo vueltas para darle forma.

  1. Picar el fondo del molde con un tenedor. Luego, colocar por encima una hoja de papel mantequilla sobre la cual se depositara legumbres secas o arroz para formar un peso.

  1. Pre hornear esta masa durante 10 minutos a 180°.

  1. Preparar el aparato : en una fuente, mezclar la crema, la leche, los dos huevos y las dos yemas. Revolver. Condimentar con la nuez moscada. Agregar los puerros, el tocino y el queso. Revolver y corregir la sazòn.

  1. Sacar la masa del horno, quitarle el papel mantquilla con el peso, verter el aparato encima y volver a hornear por unos 30 minutos, segun su horno. Vigilar que la quiche esté dorada y que no se pase de cocimiento.

  1. Retirar la quiche del horno y dejar reposar unos minutos antes de servir.

Puede  acompañarla con ensalada de lechuga y una vinagreta ligera. Tambien es rica fria, pruebela ! Cortada en trocitos es perfecta para un aperitivo !

Anuncios

Pan de huevos

Pan de huevos

Un dia me quede sin pan y con la flojera de salir a comprar. A pesar de lo que se pueda creer, en Paris cuesta encontrar una panaderia de calidad, muchas usan preparaciones industriales de harinas listas, cuando no congelados. Si, si, es un mito que estoy derrumbando ! Lo mismo pasa con las pastelerias o con los famosos croissants, quienes tambien llegan listos para ser horneados.

Es una catastrofe para la profesion, y para los consumidores que somos, ademàs se van perdiendo muchas preparaciones tradicionales y el « Savoir Faire », la transmision de cocnocimiento y tecnicas.

Bueno, por eso, me dio lata salir a comprar pan, por que tengo pocas alternativas en mi barrio. A veces lo hago yo misma, otras voy a una feria el sabado en la mañana, donde me vuelvo loca y de la cual salgo empobrecida, pero otro dia les cuento de esa feria y de los magnificos panes que encuentro ahi.

Asi que pensé en hacer pan y hace rato que tenia pendiente hacer pan de huevos, que me encantan y que no como en años. La receta es bastante sencilla al final y me quedaron ricos, aunque hice pocos por que tampoco tenia mucha harina. Con un amigo los comimos recien salidos del horno, calentitos, con mantequilla y miel. No quedo ni uno solo, asi que nuevamente me quedé sin pan y no sali a comprar.

Como muchas veces, realizé la receta al ojimetro, pero menos mal que me acuerdo que tambien solo me quedaban 4 huevos en el refrigerador !!!

Ingredientes :

  • 3 tazas de harina (aprox)
  • 4 huevos (los que tenia !), las yemas separadas de las claras
  • Una cucharadita de levadura seca
  • Un poquito de leche (poco menos de media taza).
  • 50 g de mantequilla
  • Sal
  • Azucar
  1. Disolver la levadura seca en un poquito de agua tibia (2 cucharadas) y dejar reposar hasta que levante la levadura.
  1. Derretir la mantequilla junto con un poco de leche.
  1. Separar las yemas de las claras : Batir 2 claras a nieve con una batidora electrica hasta que quede espesa, agregar una buena pizca de azucar y seguir batiendo. Reservar.
  1. Batir las yemas con un poco de azucar (1 cucharada y media) hasta obtener una mezcla clara y espumosa.
  1. En una fuente honda, armar un pozo donde vertir la levadura ya levantada, agregar una cucharadita de sal, la mantequilla disuelta en leche y las yemas de huevo batidas. Amasar.
  1. Ir incorporando de a poco las claras batidas en nieve y mezclar suavemente con una espatula.
  1. Corregir la consistencia : la masa debe quedar suave y no debe quedar pegada en los dedos, por lo tanto agregarle mas harina o un poquito de leche con agua de ser necesario. Dejar reposar la masa una media hora.
  1. Precalentar el horno a 220 grados durante 15 minutos.
  1. Trabajar nuevamente la masa, sobandola y armando pancillos redondos. Colocarlos en una lata de horno enmantequillada o cubierta de papel mantequilla. Hacer sobre la superficie de cada pancito una cruz con un cuchillo bien afilado.
  1. Batir una clara con un poco de leche y pincelear cada pan.
  1. Bajar la temperatura del horno a 180 ° y hornear los panes por media hora, dependiendo del espesor que le ha dado, o hasta que esten bien dorados.