Sandwich jamon-queso a la cerveza

sandwich queso jamon cerveza

Este mes, el BRBC (Buscador de Recetas en Blogs chilenos), nos ha conviado en torno al tema « Panes y Sanguches chilenos ». Esta de màs decir que este es un tema que da para mucho en Chile, paìs sanguchero, donde se consume ademàs gran cantidad de pan. Cuando supé cual era el sujeto del desafio de octubre, se me hizo literalmente agua la boca y empezé a pensar en la receta que harìa : me subieron las ganas de comer completos, y pensé en hacer mi propio pan copihue, luego recordé el sabor de los sandwiches de ave pimenton que me encantan y me pusé a soñar con los pancitos tiernos con los cuales hace canapés mi tia abuela. Me propusé llamarla y pedirle buenos consejos para preparlos. En las noches me asaltaban las dudas respeto a la receta que queria  hacer : que pan usar ? Que sandwich rescatar ? Cuanto tiempo me demoraria en amasar un buen pan y rellenarlo con carne mechada ? Y si hago sandwich de potito ? Bueno, en eso se me fueron los dias y las semanas, hasta que me compré un super libro sobre la cerveza y me acordé de un plato que solia comer cuando, por razones profesionales, me tocaba ir a Lille, una region minera de influencia flamenca en el norte de Francia. Como ya empezò el frio aca, en Paris, las ganas de comer un plato contundente van crescendo a medida que baja el termometro. Asi que hace unos dias atras preparé a la rapida esta receta, que no es precisamente un sandwich, ya que los ingredientes no van presos entre dos rebanadas de pan. Como me suele pasar, hoy, ultimo dia de octubre, me apresuré en subir la receta…y en eso, me percato que el tema es « Panes y sanguches CHILENOS »…Chuuuuuu….. Me caì ! A las pailas las buenas intenciones de rescatar una rica receta criolla, me ganò la gula, el profundo sentido patachero, mi desorden, mi bi culturalidad, mi nostalgia ! Pero ya es tarde, no alcanzo a corregir el tiro, ni a corregir las faltas de ortografia, ni nada, por que ademàs ya estoy atrasada para ir a una cita !

Asi, que aqui va !!!! Tant pis ! Otro dia preparo una rica receta de sanguche chileno…y aprovecho de compartir algunas de cocina con cerveza…

Ingredientes por plato :

  • 1 buena tajada de pan de campo
  • 1 rebanada gruesa de buen jamon
  • chalota cortada fina
  • Una buena cerveza
  • Queso
  • 1 pizca de azucar de caña
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 1 pizca de sal
  • Mantequilla y aceite

proceso sandwich queso jamon cerveza

  1. Calentar el horno a 200 ° en posicion grill.
  1. En una sarten, derretir un poco de mantequilla con unas gotas de aceite para que no se queme. Poner a sudar la chalota picada, luego desglasar con la cerveza, agragarle una pizca de azucar, salpimentar, y dejar reducir un poco.
  1. Untar en ese jugo la o las tajadas de jamon hasta que se impregnen del sabor a cerveza.
  1. Aceitar una fuente individual, verter un poco de salsa de cerveza en el fondo, depositar una tajada gruesa de pan de campo sobre la cual se vierte la mitad de la salsa de cerveza. Colocar por encima la tajada de jamon y bañarla con el resto de la salsa. Terminar con el queso.
  1. Bajar la temperatura del horno en 180° y poner el plato a gratinar.
  1. Servir caliente y acompañar de una buena cerveza !

sandwich queso jamon cerveza probada

Anuncios

Pan de huevos

Pan de huevos

Un dia me quede sin pan y con la flojera de salir a comprar. A pesar de lo que se pueda creer, en Paris cuesta encontrar una panaderia de calidad, muchas usan preparaciones industriales de harinas listas, cuando no congelados. Si, si, es un mito que estoy derrumbando ! Lo mismo pasa con las pastelerias o con los famosos croissants, quienes tambien llegan listos para ser horneados.

Es una catastrofe para la profesion, y para los consumidores que somos, ademàs se van perdiendo muchas preparaciones tradicionales y el « Savoir Faire », la transmision de cocnocimiento y tecnicas.

Bueno, por eso, me dio lata salir a comprar pan, por que tengo pocas alternativas en mi barrio. A veces lo hago yo misma, otras voy a una feria el sabado en la mañana, donde me vuelvo loca y de la cual salgo empobrecida, pero otro dia les cuento de esa feria y de los magnificos panes que encuentro ahi.

Asi que pensé en hacer pan y hace rato que tenia pendiente hacer pan de huevos, que me encantan y que no como en años. La receta es bastante sencilla al final y me quedaron ricos, aunque hice pocos por que tampoco tenia mucha harina. Con un amigo los comimos recien salidos del horno, calentitos, con mantequilla y miel. No quedo ni uno solo, asi que nuevamente me quedé sin pan y no sali a comprar.

Como muchas veces, realizé la receta al ojimetro, pero menos mal que me acuerdo que tambien solo me quedaban 4 huevos en el refrigerador !!!

Ingredientes :

  • 3 tazas de harina (aprox)
  • 4 huevos (los que tenia !), las yemas separadas de las claras
  • Una cucharadita de levadura seca
  • Un poquito de leche (poco menos de media taza).
  • 50 g de mantequilla
  • Sal
  • Azucar
  1. Disolver la levadura seca en un poquito de agua tibia (2 cucharadas) y dejar reposar hasta que levante la levadura.
  1. Derretir la mantequilla junto con un poco de leche.
  1. Separar las yemas de las claras : Batir 2 claras a nieve con una batidora electrica hasta que quede espesa, agregar una buena pizca de azucar y seguir batiendo. Reservar.
  1. Batir las yemas con un poco de azucar (1 cucharada y media) hasta obtener una mezcla clara y espumosa.
  1. En una fuente honda, armar un pozo donde vertir la levadura ya levantada, agregar una cucharadita de sal, la mantequilla disuelta en leche y las yemas de huevo batidas. Amasar.
  1. Ir incorporando de a poco las claras batidas en nieve y mezclar suavemente con una espatula.
  1. Corregir la consistencia : la masa debe quedar suave y no debe quedar pegada en los dedos, por lo tanto agregarle mas harina o un poquito de leche con agua de ser necesario. Dejar reposar la masa una media hora.
  1. Precalentar el horno a 220 grados durante 15 minutos.
  1. Trabajar nuevamente la masa, sobandola y armando pancillos redondos. Colocarlos en una lata de horno enmantequillada o cubierta de papel mantequilla. Hacer sobre la superficie de cada pancito una cruz con un cuchillo bien afilado.
  1. Batir una clara con un poco de leche y pincelear cada pan.
  1. Bajar la temperatura del horno a 180 ° y hornear los panes por media hora, dependiendo del espesor que le ha dado, o hasta que esten bien dorados.