Sandwich de cake de Piña con pollo y salvia

sandwich de cake de ananas y pollo

Hace poco empecé una huerta. Y si, es que ahora tengo balcon y soñaba con hundir de nuevo las manos en la tierra, plantar, regar, cosechar. Esas cosas que te hacen sentir feliz por que sì, sencillamente. Ver un jardin cobrar vida, crecer, desarrollarse, es casi magico ! Como soy desordenada y media novicia, se me esparramaron semillas por todas partes, asi que tengo a menudo sorpresas. Cuido lo que surge hasta saber lo que es. Es asi como he tenido especial cuidado con la maleza que crece feliz y con las ortigas que arranqué furiosa cuando me picaron. Entre las hierbas, tengo una maravillosa salvia « ananas » (salvia elegans), una planta aromatica originaria de Mexico y cuyo perfume recuerda al de la piña. Resulto que con salmon queda deliciosa, me la imagino tambien en postre, creo que se puede hacer mucho con ella !
Realicé esta receta para ver como quedaba en una preparacion salada con piña. Preferi usarla cruda para que no perdiera ni su textura, ni su color y perfume. Obviamente, como sé que no es facil conseguir esta maravillosa planta, les sugiero que no se queden con las ganas y preparen estos sandwichs con hierbas olorantes de su eleccion (como albahaca, cilantro o rucula). No duden en agregarles mas ingredientes (aji, pimentones, remolacha, zanahoria, etc). Los vegetarianos podran optar por un queso crema perfumado segun sus ganas o por mas verduras !

Salvia elegans y Salvia officinalis

Salvia elegans (ananas) y Salvia officinalis

Ingredientes

1 tarro de piña pequeño (ananas) (250 g)
4 huevos
150 g de mantequilla en pomada + una cucharadita y un poco para el molde
Una cucharadita de aceite de maravilla
¾ de sobre de Polvos de hornear
130 g de harina
1 buena pizca de sal
1 pechuga de pollo (entera, es mas sabrosa)
1 ramo de olor compuesto por un ramito de perejil, otro de cilantro, 1 hoja de laurel, atados.
3 granos de pimienta negra
1 pizca de curcuma
Lechuga
Tomates cherry
1 yogurt griego o natural
Salvia o salvia ananas (optativo) o bien cilantro o rucula o albahaca
Aceite de oliva

1. Pensar en sacar la mantequilla del refrigerador para que se ablande. Escurrir el tarro de piña (o ananas), conservar el jugo.

2. Cortar la piña escurrida en trozos pequeños y reservarlos.

3. Quitarle la piel a la pechuga de pollo. Ponerla a cocer en agua hirviendo junto con el ramo de olor, la pimienta y una pizca de sal. Cuando el pollo este cocido, dejarlo enfriar y luego proceder a deshilacharlo. Reservar.

4. En una sarten, poner a calentar a fuego mediano una cucharadita de aceite de maravilla y otra de mantequilla junto con una pizca de curcuma : rebozar en ella los trocitos de piña (ananas), cuando esten parejamente dorados, desglasar con 2 cucharadas del jugo de piña para remover los sucos. Reservar.

5. Preparar la masa para el cake : separar las yemas de las claras. Batir las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Batir las yemas con la mantequilla en pomada y una pizca de sal. En un gran recipiente, mezclar suavemente las claras batidas con las yemas, luego incorporar suavemente, en forma de lluvia, la harina y los polvos de hornear. Mezclar hasta obtener una masa esponjosa.

6. Agregar los trocitos de piña acaramelados, mezclar suavemente. La masa cobrara un ligero tono amarillo por la piña y el curcuma.

7. Precalentar el horno a 200 °.

8. Enmantequillar unos moldes individuales (los de tartas son ideales), si no tienes, usa un molde rectangular de preferencia (o el que tengas, da igual !). Luego podras cortar tajadas individuales para rellenarlas. Vertir en ellos el aparato hasta la mitad, pues el cake no debe quedar muy alto. Hornear a 180° por unos 45 minutos o hasta que los quequitos esten cocidos pero esponjosos.

9. Cortar los quequitos individuales por la mitad. Preparar los ingredientes para el relleno : lavar la lechuga, lavar y trozar los tomates cherry, lavar la salvia ananas (o la salvia, o la rucula o el cilantro o albahaca).

10. Batir suavemente el yogurt natural con sal, pimienta y las hierbas que hayas escogido (salvia, albahaca, rucula, cilantro), puedes combinarlas tambien entre ellas.

11. Mezclar una cucharada de jugo de piña, junto con una de aceite de oliva, sal y pimienta para obtener una vinagreta agridulce. Con ella, mojar ligeramente ambas tapas del queque cortado por la mitad.

12. Rellenar : Disponer unos trozos de pollo, bañarlos con una cucharadita de yogurt perfumado con las hierbas, tapar con hojas de lechuga, luego con los tomates cherry y por encima las hierbas de tu eleccion, terminar con otra cucharadita de salsa de yogurt.

 sandwich de cake de ananas y pollo2

 

Anuncios

Queque de Zapallo italiano con tomates secos y Parmesano /Cake de courgettes, tomates séchées et Parmesan

Queque de zapallo italiano con tomates secos y queso parmesano/ Cake de courgette, tomates séchées et Parmesan, Queque salado

Hace poco, aprovechando el buen tiempo, armamos un gran picnic para festejar el cumpleaños de un amigo. En esa ocasion cada uno llevò algo de comer y beber, ensaladas, tortillas, verduras surtidas, quesos, frutas, etc. A mi me encantan los queques salados, por que son rapidos de preparar, uno le pone lo que quiera , se pueden comer con las manos, son faciles de transportar y se pueden trozar como uno quiere.

Esta receta lleva acentos del mediterraneo y da un queque blando y aéreo gracias al aporte de mantequilla y aceite de oliva, es totalmente anti dietetico por supuesto! Pero se puede aliviar  reduciendo el aporte de materia grasa y aumentando el de zapallo italiano, con una parte rallada para que quede esponjoso.

Ademas de los picnics y aperitivos, este queque servido tibio acompañado de ensalada, es sencillamente sabroso!

300 g de harina

100 g de Maizena

2 huevos separados en yemas y claras

1 ½ paquete de levadura quimica (15g)

60 g de mantequilla blanda

2 cucharadas soperas de aceite de oliva

12 cl de leche caliente

1 gran Zapallo italiano picado en cubitos ( o 2 medianos)

7 u 8 tomates secos puestos a remojar en agua tibia

1 cebolla pequeña

3 dientes de ajo

1 cucharadita de oregano

1 poco de tomillo (2 a 3 ramitas)

Aji en polvo (tipo Cacho de cabra o Noria)

100 g de queso Parmesano rallado

Sal y pimienta

Mantequilla (o aceite) + harina para el molde

Preparacion :

Picar la cebolla y el zapallo italiano en cubitos. Machacar el ajo.

En una sarten, poner a calentar una buena cucharada sopera de aceite de oliva y dorar la cebolla, luego agregar el zapallo italiano en cubitos, los ramitos de tomillo, el oregano, el aji, un poco de pimienta negra y terminar con el ajo.

Bajar el fuego y cocinar lentamente revolviendo de vez en cuando.

Cuando las cebollas esten cocidas, parar la coccion y dejar enfriar.

Derretir la mitad de la mantequilla junto con la leche y dejar entibiar.

Precalentar el horno a 180°

En una fuente, batir las claras de los huevos a punto de nieve y agregarles una pizca de sal. Reservar al frio

Armar un volcan con la harina y la maizena tamizadas, formar un pozo, colocar la levadura, una pizca de sal, verter la leche con la mantequilla derretida y una cucharada de aceite de oliva. Mezclar con una cuchara de madera.

Agregar las yemas de huevo y el resto de la mantequilla blanda y seguir amasando. Incorporar las claras batidas a nieve, revolviendo suavemente.

Escurrir los tomates secos y cortarlos en trozos semi gruesos, agregarlos a la masa, junto con las verduras ,las hierbas cocidas y el queso Parmesano. Mezclar todos los elementos y corregir la sazon.

Enmantequillar un molde, espolvorear el fondo con harina, quitar el exceso dando vuelta el molde y verter la masa (o bien forrar el molde con papel mantequilla).

Hornear por unos 45 minutos. verifique que este cocido introduciendo la punta de un cuchillo o un palito. Este debe salir seco.

Esperar a que entibie antes de desmoldar.

Version Française

Cake de courgettes, tomates séchées et Parmesan

Récemment, profitant du beau temps, nous avons organisé un grand pique-nique pour fêter l’anniversaire d’un ami. A cette occasion, chacun a apporté à boire et à manger, tortillas, salades, assortiments de légumes, fromages, fruits, etc.

Moi, je raffole des cakes salés, qui sont rapides à préparer, on peut y  mettre ce que l’on veut, les manger avec les mains, ils sont faciles à transporter et on peut les découper comme on veut selon le nombre de convives.

Cette recette aux accents méditerranéens, donne un cake moelleux à souhait, très aérien grâce à l’apport du beurre, de l’huile d’olive et des œufs en neige, bien évidemment il est  totalement anti-diététique!

Mais il peut être allégé en réduisant l’apport en matières grasses, dans ce cas, râpez une partie des courgettes pour qu’il reste fondant.

En dehors des pique-niques et des apéros, il peut être servi tiède, accompagné d’une salade !

300 g de farine

100 g de Maïzena

2 œufs

1 ½ paquet de  levure chimique (15g)

60 g de beurre mou

2 cuillères à soupe d’huile d’olive

12 cl de lait chaud

1 grosse courgette coupée en dés (ou 2 moyennes)

7 ou 8 tomates séchées mises à tremper dans de l’eau chaude

1 petit oignon émincé en dés

3 gousses d’ail écrasées

1 cuillère à café d’origan

Un peu de thym (2-3 brins)

Piment en poudre («  Cacho de cabra », type Noria ou Espelette)

100 g de Parmesan râpé

Sel et poivre

Beurre + farine pour le moule (ou de l’huile ou du papier sulfurisé)

 Préparation

Couper l’oignon et la courgette en dés. Écraser l’ail.

Dans une casserole, mettre à chauffer une bonne cuillère à soupe huile d’olive, y faire revenir les oignons, puis ajouter la courgette le thym, l’origan, le piment en poudre, poivrer et pour finir ajouter l’ail.

Réduire le feu et cuire en remuant doucement de temps en temps.

Lorsque les oignons sont cuits, arrêter la cuisson et laisser refroidir.

Faire fondre la moitié du beurre avec le lait et laisser refroidir.

Préchauffer le four à 180 °

Séparer les blancs des jaunes d’œufs

Dans un saladier, monter les blancs d’œufs en neige ferme et ajouter une pincée de sel. Réserver au frais.

Former un volcan avec la farine et la Maïzena tamisées, former un puits au centre, verser la levure, une pincée de sel, ajouter le lait avec le beurre fondu et une cuillère à soupe d’huile d’olive. Mélanger avec une cuillère en bois.

Ajouter les jaunes d’œufs et le reste de beurre ramolli et continuer à pétrir.

Incorporer les blancs d’œufs en neige, en remuant doucement.

Égoutter les tomates séchées mises à tremper et les couper grossièrement, les ajouter à la pâte, avec les légumes et les herbes cuisinés ainsi que le Parmesan râpé. Mélanger tous les éléments et corriger assaisonnement.

Beurrer un moule puis le de farine, enlever l’excédent en tournant le moule et en le tapotant légèrement (ou bien fourrer le moule avec du papier sulfurisé.

Verser la pâte.

Enfourner pendant environ 45 minutes. Vérifier la cuisson en insérant la pointe d’un couteau, celle-ci doit en ressortir sèche.

Laisser le cake tiédir avant de démouler.